Esta es una preparación típica sudamericana que se remonta a los guaraníes y las misiones jesuitas, hoy en día con pocos cambios en sus ingredientes como ser el polvo de hornear y en otras recetas leche, se siguen haciendo casi de la misma forma.

Son unos pancitos muy ricos ideales para desayunos, meriendas o como aperitivo en una fiesta acompañados de salsas y fiambres.

Los invito a que prueben esta receta deliciosa y muy práctica. Recuerdo que antes de filmar el programa un día a las 8 de la mañana los hice para desayunar, les aseguro que en menos de 10 minutos los están colocando en el horno ! Nada de comprar esas mezclas que le agregas agua y están listos, vamos por lo casero como siempre digo :)

Para Ensuciar la Cocina necesitamos:

- 250g de Fécula de mandioca
- 100g de Parmesano rallado
- 100g de Mozzarella rallada
- 80g Manteca
- 2 Huevos
- 2 cdta. de Polvo de hornear
- 50 ml Agua

Todo listo y a Ensuciar !



En un bowl colocamos la fécula y el polvo de hornear. Agregamos los quesos y mezclamos bien.

Hacer un hueco en el centro, colocar los huevos, la manteca pomada y el agua. Amasar todo hasta obtener una masa compacta y apenas pegajosa.

Hacer bollos, salen aproximados unos 20 del tamaño de la palma de la mano. Colocarlos en una placa enmantecada y llevar a un horno a 180°C por 20 minutos. La forma para saber que están prontos es levantarlos, si están livianos quiere decir que ya están.

Dejar pasar el calor fuerte antes de consumirlos. Por dentro quedan como chiclosos gracias a los quesos y la fécula.

Delicia en solo pocos minutos !