Bueno por primera vez en mi vida he hecho Ñoquis de papa (o Gnocchi en Italiano) y han quedado muy bien. El año pasado en la unidad de pastas de la practica profesional de gastronomía hicieron, lo único que yo falté porque estaba en la cama con 40°C de fiebre, me perdí eso y 2 salsas que estaban buenas para aprender, pero bueno...


Ahora agarré el Libro del Crandon, un libro con muchísimos años y un clásico de los clásicos en todas las casas de los Uruguayos, busque la receta, y junto a lo que me dijo mi mamá por teléfono puse las manos en la masa.

Intente buscar de donde salió la tradición de hacer Ñoquis el 29 y encontré al menos 5 historias distintas, y como no confió en la red cuando pasa eso, si uds sabes bien de donde proviene la tradición me encantaría saberlo. Eso sí, no se olviden de poner el dinero debajo del plato!

Me maneje bastante bien con la masa a pesar que era la primera vez que los hacia, cabe destacar que aquí estamos en pleno invierno y estamos viviendo hace 2 días como una ola de calor, y pasamos de tener unos 4°C a 25°C hoy al mediodía, con una humedad del 100 %, y luego de armados los ñoquis se pegaban si no estaban bien separados y con bastante harina, por suerte salio mi Tía al rescate (que cocina de todo y hace mucha pasta casera) y me dijo que los metiera en el congelador hasta mañana. Bueno eso fue lo que hice y funcionó.

No me llevó mucho tiempo hacerlos, calculo que no más de 1 hora. Lo que lleva más tiempo es esperar que se cocinen las papas y que se enfríen.

Para Ensuciar la Cocina necesitamos:
(6 porciones aprox.)

- 1kg de Papa Rosada
- 400g de Harina (y harina extra)
- 2 Cucharadas de Manteca
- 1 Huevo
- Sal y Pimienta
- Nuez Moscada

Todo listo y a Ensuciar !

Lavamos con cepillo y desinfectamos las papas. Las pinchamos con un tenedor y las hervimos con cascara hasta que estén prontas como para hacer puré.

En caliente las pelamos, se pueden ayudar con 2 tenedores: Con uno la sostienen y con el otro la pelan, ya que la piel sale muy fácil.

Pisamos las papas y condimentamos con la sal, pimienta y nuez moscada.

Dejar entibiar.

Agregar la manteca derretida y el huevo. Mezclar y de a poco incorporar la harina amasando bien. Debemos lograr una masa consistente y un poco pegajosa.

Estiramos rollitos de 1.5cm (siempre con la ayuda de la harina, para que no se nos pegue la masa ni a las manos, ni a la mesada, ni entre sí misma) y cortamos de 2cm de ancho.

Pasar por tenedor para lograr la forma ahuecada y clásica del Ñoqui.



Ponerlos sobre una placa con abundante harina entre ellos para que no se peguen, o colocar en bandejas, enfilmar y llevar al congelador.

Cocinar en abundante agua hirviendo con sal. Los Ñoquis están prontos cuando suben a la superficie.

Espero que prueben hacerlos!

Max Scanarotti